Vallas para Piscinas

Con nuestras vallas para piscinas podrás proteger el recinto de tu piscina de mascotas o tus hijos.
Mostrando 1 - 1 de 1 item
Mostrando 1 - 1 de 1 item

Las vallas para piscinas es un elemento de seguridad muy recomendado para controlar el acceso a las instalaciones de baño a los niños y evitar que las mascotas puedan entrar en las mismas. Para ello dispone en el mercado con interesantes modelos que cumplen perfectamente con su función de seguridad, siendo además fáciles de instalar y muy económicas.

Vallas para piscinas, seguridad y tranquilidad

Disponer de unas vallas para piscinas en el entorno de nuestra piscina nos va a dar más seguridad y tranquilidad para que nuestros hijos puedan seguir disfrutando de nuestro patio o jardín. Con ellas vamos a poder impedir el acceso a nuestra instalación de baño instalando de forma fácil un elemento de retención que suponga un obstáculo para el acceso al agua.

Vallas para Piscinas


Las vallas para piscinas están pensadas para impedir el acceso a niños de una determinada edad de manera que, por su altura, tipo de instalación y dimensiones sean capaz de evitar la entrada al perímetro de nuestras piscinas.

Con estas vallas perimetral en su piscina también evitara que las mascotas puedan entrar en las piscinas. Para ello debe de asegurarse que las vallas disponen de sistemas de retención continuos que impiden que las mascotas se cuelen a través de sus huecos. Asegurando una retención tanto en la base de las vallas como entre los soportes de las mismos.

Un elemento que añade seguridad a las vallas es que sean transparentes o que se pueda ver a través de ellas con facilidad. De manera que podamos ver el interior de la piscina y controlar que no hay nadie en su interior. Evitando en mayor medida que sea un obstáculo para la visión y limitándose a ser un obstáculo para el acceso. Esto se consigue con estructuras de retención con huecos a través de los que se puede ver o con mallas semitransparentes y resistentes.

Otra característica a tener en cuenta de las vallas es sus posibilidades de ser desmontadas y montadas con facilidad. De manera que cueste realmente poco disponerla cuando dejemos de usar la instalación de baño y volver a quitarla cuando vayamos a utilizarla sin necesidad de que este ocupando espacio. Muchas de estos productos pueden recogerse de manera enrollada ocupando un espacio muy reducido de almacenaje.

Para ello algunos sistemas de montajes cuentan con sistemas de montaje y desmontaje que son fáciles y rápidos de realizar por los adultos. Los materiales que emplean estos productos suelen ser ligueros a la vez que resistentes. Existen vallas flexibles que disponen de elementos resistentes sobre los que se apoya combinados con elementos flexibles y más ligueros que sirven de retención.

En el mercado existen vallas que necesitan de la realización de agujeros en el suelo donde se colocan los soportes. Otros modelos no necesitan de la realización de estos agujeros, suelen ser sistemas más pesados.

Es por ello que otro elemento a tener en cuenta a la hora de elegir el tipo de vallado para nuestra instalación será la facilidad de la instalación, además del terreno sobre el que se quiere colocar. Ya que, por ejemplo, al colocarlo sobre jardín no dispondremos de una base firme donde realizar los agujeros de la que dependerá en mayor parte la solidez de nuestro vallado. Por lo que en esos casos deberos optar o bien por realizar unos puntos de apoyos hormigonados sobre el jardín o recurrir a otras soluciones constructivas de vallados que no necesiten agujeros de apoyo en el terreno.

Otra característica que también podemos tener en cuenta es la estética de las vallas. Una valla para piscina puede conservar la estética del jardín sin necesidad de deslucirla. Para ello dispone de modelos que cuentan con diseños sencillos y estilizados.

ACCESORIOS PISCINAS

  • Atención al Cliente
  • 9 Razones para comprar en Piscinas Desmontables